EL UNIVERSO DEL SEGURO

 

¿QUÉ ES UN SEGURO?

El seguro es un medio para la cobertura de los riesgos al transferirlos a una aseguradora que se va a encargar de garantizar o indemnizar todo o parte del perjuicio producido por la aparición de determinadas situaciones accidentales.

Es una fórmula eficaz de cobertura que implica pagar una cierta cantidad por una prestación o indemnización futura en caso de que se presente una situación adversa, que en algunos casos, puede ser extrema (por ejemplo, si se incendia un coche).

 

LA APARICIÓN Y EL DESARROLLO DEL SEGURO

El Seguro es una de las principales instituciones financieras y de previsión mundiales. Las primas del seguro privado suponen el 8 por ciento del PIB mundial aproximadamente.

El camino recorrido ha sido largo, ya que la idea del seguro es tan antigua como la humanidad. En las sociedades de la Antigüedad existieron instituciones análogas al seguro, pocas de las cuales llegaron a la Edad Media. Los gremios profesionales, las hermandades de socorro, las cofradías y los montepíos, que promovían la ayuda mutua entre sus asociados en casos de catástrofe o desgracia personal, tuvieron gran importancia para el desarrollo del seguro.

Pero el origen del seguro moderno se encuentra en el seguro marítimo (con el préstamo marítimo o préstamo a la gruesa como antecedente inmediato), que tuvo su cuna en el Mediterráneo, en el siglo XIV, en las repúblicas italianas del Renacimiento y en las ciudades ribereñas del Mediterráneo, entre ellas Barcelona, como consecuencia del resurgimiento de las actividades económicas y comerciales. Un proceso similar se producía en las ciudades hanseáticas, cuya influencia se dejó sentir en la vida económica de los mares Báltico y del Norte. Después vendría la extensión del seguro a otros países y el nacimiento del seguro de Incendios y del seguro de Vida y, posteriormente, en estrecha relación con la evolución social y económica mundial, de los restantes ramos.

La historia del seguro moderno puede dividirse en tres grandes periodos: el primero, de formación, desde mediados del siglo XIV hasta fines del siglo XVII, en que se crea la póliza de seguro; otro, que abarca el siglo XVIII y la primera mitad del XIX, en que se fundan las compañías aseguradoras, y el tercero, que llega hasta nuestros días, que corresponde a la época de pleno desarrollo técnico y jurídico del seguro, de su explotación en gran escala y de su internacionalización, así como al nacimiento de los seguros sociales.

España e Italia encabezan el seguro mundial en los siglos XV y XVI. En el siglo XVII, Holanda y Francia se ponen al frente de la legislación del seguro, cuya hegemonía pasa en el siglo XVIII a Inglaterra y en el XIX a Alemania. Desde mediados del siglo XX, Estados Unidos es la primera potencia del seguro mundial.

Los cálculos actuariales, que se inician en el siglo XVII y que rápidamente se desarrollan, favorecen la creación de mutualidades y sociedades por acciones que comienzan a practicar el seguro sobre bases científicas, si bien solamente al final del siglo XVII surge la moderna empresa aseguradora. A diferencia del seguro marítimo, el seguro de incendios fue realizado desde el principio por compañías creadas con este propósito

Al llegar el siglo XVIII ya puede hablarse de seguros en la forma en que los entendemos en la actualidad, es decir, practicados por entidades especialmente dedicadas a este fin, que ejercen sus actividades sometidas a criterios técnicos.

El desarrollo tecnológico del siglo XIX, la existencia de unas bases científicas en que apoyarse y el desarrollo del Derecho de Seguros fueron componentes idóneos para que continuase la evolución de la institución aseguradora y apareciesen gran número de compañías. A partir de 1875 el seguro alcanza el perfeccionamiento técnico que, al mismo tiempo, por inspirar confianza, contribuye a su desarrollo excepcional en la economía mundial.

 

ASPECTO MACROECONÓMICOS DEL SEGURO

El desarrollo del nivel de vida  y de las actividades  económicas crea la necesidad de su aseguramiento. Hasta tal extremo el seguro es una de las expresiones más ponderadas de la evolución macroeconómica que la recaudación de primas se utiliza comúnmente en diversos países como un indicador económico de valor general.

El seguro desempeña un papel fundamental en la economía del país; favorece el desarrollo económico, y, a su vez, éste impulsa el desarrollo del seguro. El seguro es una clara expresión de la evolución macroeconómica de un país y con frecuencia la recaudación de primas se utiliza como indicador económico.

La forma en que el sector asegurador aporta sus servicios a la sociedad son entre otras las siguiente:

  • Fomenta la propensión a la inversión productiva de fondos ajenos.
  • El coste del seguro se capitaliza e invierte, a su vez, en la economía nacional, constituyendo un poderoso instrumento de fomento y captación del ahorro.
  • El seguro juega un papel importante en materia crediticia, refuerza la posición del acreedor hipotecario; por ello se suele exigir al deudor que asegure el bien que garantiza el crédito.

 

DIFERENCIA ENTRE SEGURO Y REASEGURO

  • Seguro: Contrato mediante el cual el asegurado transfiere un riesgo a una empresa aseguradora la cual se encargará de resarcir el daño en caso de que suceda la eventualidad cubierta por la cobertura a cambio de una cuota en dinero denominada prima.
  • Reaseguro: Contrato celebrado entre el asegurador y el reasegurador mediante el cual la empresa aseguradora cede parte o la totalidad de los riesgos a la reaseguradora con el fin de reducir el monto de la pérdida posible. 

En otras palabras…

El seguro es una contrato mediante el cual el asegurado es protegido de un riesgo por parte de la empresa aseguradora mientras que el reaseguro es una modalidad en la cual la empresa aseguradora se protege (protegiendo así también así al asegurado) de parte o la totalidad del riesgo que ha asegurado siéndole más fácil el cubrir la indemnización en caso de ocurrir el siniestro cubierto.

Otra diferencia entre seguro y reaseguro es que en el reaseguro no interviene el asegurado sino sólo la empresa aseguradora y la reaseguradora.

 

¿POR QUÉ SE DICE REASEGURO?

El sector de las compañías aseguradoras se basa en organismos que regulan y supervisan su actividad para garantizar la estabilidad y la fortaleza estructural de las compañías. Las entidades de seguros están apoyadas totalmente por un sistema técnico y legal cuya principal función es garantizar el óptimo funcionamiento y la preservación de los derechos de los asegurados, de la misma forma en que buscan que su compañía no se vea afectada por situaciones complejas en determinado momento. Para esto, se crea el reaseguro, un acuerdo mediante el cual la compañía aseguradora, llamada también cedente, transfiere a otro asegurador, llamado reasegurador, parte o todos sus riesgos a cambio de que éste reciba la prima que le corresponde.

 

 ¿QUÉ DEBERÍA SABER AL CONTRATAR UN SEGURO?

A la hora de contratar un seguro, sea del tipo que sea, existen una serie de recomendaciones generales que conviene tener presente para hacer la mejor elección posible. Le damos una lista de recomendaciones para tener en cuenta:

  • Analizar detalladamente cuales son los riesgos contra los que nos protege el seguro. En función del valor del objeto asegurado miraremos qué merece la pena asegurar, aunque normalmente lo mejor es que la cobertura sea completa y dirigida principalmente a cubrir riesgos mayores.
  • Las coberturas (y por consiguiente, el dinero que se abona por ellas) no deben ser ni pocas ni demasiadas. Si pecamos por exceso, las primas que tendremos que pagar serán muy altas. Por el contrario, al pecar por defecto, es probable que lo que recibamos a cambio no cumpla con las expectativas que pensábamos.
  • Si al valorar el precio medio de distintas ofertas vemos que las compañías establecen más o menos un coste alto para el seguro, lo más probable es que se nos esté diciendo que tenemos un alto riesgo de que el siniestro pueda ocurrir. Lo mismo también aplica en caso contrario (menos dinero de prima, menos riesgo), aunque en este segundo caso puede ser que merezca la pena continuar con el seguro debido al bajo coste que hay que hacer frente ante cualquier posible eventualidad.
  • Es conveniente revisar las coberturas contratadas de forma periódica (cada uno o dos años puede esta bien), de forma que podamos irlo adaptando a los posibles cambios que hayan podido aparecer en nuestra situación. No hay que perder de vista lo dicho en el punto anterior, que lo que pagamos se ajuste lo más posible a los riesgos reales.
  • Toda póliza que se contrate tiene siempre un periodo determinado en la que se puede revisar. El propietario de una póliza tendrá un período de revisión inmediatamente después de que esta sea entregada, para aceptar el contenido del contrato.
  • Es importante también valorar los posibles servicios adicionales que ofrece la aseguradora. Son preferibles aquellas empresas que nos dan más ventajas y ayudas a la hora de que se presente el siniestro.
  • Comparar precios en distintas aseguradoras. Debemos investigar los precios de las primas, los beneficios y los contras de cada empresa. A la hora de contratar un seguro nunca hay que tener prisa.

 

¿QUÉ ES UN SUPRASEGURO? 

Un Supraseguro es cuando el valor de los bienes asegurados es mayor al valor asegurado. Las aseguradoras niegan el pago de las cantidades que exceden la suma asegurada contratada ya que en ningún caso tuvieron conocimiento de que el valor asegurado era inferior y no cobraron la prima justa ni crearon reservas para hacerle frente a una cantidad mayor.

 

¿QUÉ ES SOAT?

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito – SOAT, es un contrato de seguro fundamentado en un principio social, que busca garantizar la atención inmediata e integral de todas las víctimas de accidentes de tránsito ocurridos en las vías del país.

Recuerde que TODAS las instituciones prestadoras de salud, tienen la obligación de dar atención prioritaria a las víctimas de un accidente de tránsito y advertir al consumidor que la reclamación de la indemnización la puede realizar directamente. Asimismo, no requiere apoderados o intermediarios.

¿Qué le cubre? ¿Cuáles son las coberturas básicas?

  • Cubre a todas las personas que resulten víctimas de un accidente de tránsito, sin importar la causa del accidente.
  • No tiene límite el número de personas que pueden ser afectadas.
  • Las sumas aseguradas no se reducen con la ocurrencia de los accidentes.
  • No se necesita pronunciamiento de autoridad alguna para atender a las víctimas.
  • Todos los vehículos automotores que circulen por el territorio nacional deben contar con el SOAT.
  • El pago de las respectivas indemnizaciones se hará sin ninguna investigación respecto a la responsabilidad en el accidente.

Los amparos del SOAT para el 2013 son:

  • Gastos Medico Quirúrgicos , Farmacéuticos y Hospitalarios:  800 SMLDV
  • Incapacidad permanente: 180 SMLDV
  • Muerte y Gastos funerarios: 750 SMLDV
  • Gastos de transporte y movilización de víctimas: 10 SMLDV