Cubre los equipos y maquinarias (calderas, compresores, transformadores, motores, tableros de control, máquinas, herramientas, generadores) asegurados contra los daños y averías propias de su funcionamiento causados por impericia, descuido, sabotaje individual de extraños o de personal del asegurado, acción directa de la electricidad, como resultado de corto circuito, arcos voltaicos, etc., errores de diseño, defectos de construcción y uso de materiales defectuosos.