Ampara dinero en efectivo o títulos valores (cheques, comprobantes de tarjetas de crédito), contra riesgos que puedan afectarlos en su transporte, desde las instalaciones del Asegurado hasta Bancos y/o Corporaciones y/o Proveedores y/o Clientes, y viceversa.